lunes, 7 de octubre de 2013

Internet en educación: ¿un caramelo infoxicado?

Tenía el post escrito a punto de ser publicado en el blog, cuando recibí la alerta del post de Dolors Reig (@dreig) en El caparazón: Ventajas de la infoxicación:cuando el tiempo pasa más despacio. En ese momento, decidí cambiar el título de mi artículo, pues el adjetivo “infoxicado” adquiría un valor positivo, que no siempre se le concede, a la vez que mantiene esa similitud con “intoxicado”, que me permite señalar el miedo que sienten muchos docentes ante lo que significa la incorporación de las TIC en educación.

En su artículo, Dolors Reig afirma que según investigaciones recientes:

"(…), resulta que cuando la información es familiar se procesa de forma rápida pero cuando es caótica, nueva, cuando no entra por nuestros sentidos en el orden correcto, necesita ser reorganizada y procesada para que la entendamos, generando la sensación de que el tiempo pasa mucho más despacio.”

Realmente me sorprendió la afirmación de que en el océano de información en que navegamos el tiempo pase más despacio… tenía la “intuición” errónea de que sucedía todo lo contrario.

La afirmación de @dreig me parece un argumento más a sumar a la larga lista de ventajas que supone la utilización de Internet en los procesos de enseñanza/aprendizaje. La lista que yo había elaborado incluía:
-Facilita el proceso de socialización de los alumnos porque facilita la participación activa.
-Supone una puerta abierta a información, acontecimientos… complementando así la educación que el alumno recibe en el ámbito escolar.
-Favorece la interacción y el trabajo colaborativo, pues permite intercambiar ideas, opiniones…
-Convierte el aula escolar en un espacio sin paredes, abierto al mundo.
-Mejora la motivación de los alumnos ante las tareas escolares y, según parece, se mejoran los resultados académicos.

Por tanto, en mi opinión la incorporación de Internet y las TIC en el mundo de la educación es indiscutible e irremediable. El problema está en que hay docentes que ven Internet como una manzana envenenada (como la del cuento de Blancanieves), es decir, apetitosa pero muy peligrosa.

Yo creo que internet en educación es un caramelo infoxicado, que además de una fuente inagotable de información y datos supone un cambio estructural revolucionario, un cambio paradigmático sin precedentes.

La infoxicación, como ya he dicho, no es en sí misma un aspecto negativo. Valorar o discriminar la información significativa en el maremágnum de información es uno de los contenidos más relevantes de la educación actual. Esto requiere tiempo y conocimiento. Las redes sociales juegan un papel importante. Pero, ¿cuántos docentes tienen perfiles activos de carácter profesional en las redes sociales para compartir información con otros docentes?

Ante los cambios que supone la integración de Internet en la educación, muchos docentes se sienten como si estuvieran al borde de un abismo, como en las películas de exploradores en las que el héroe aguanta a duras penas el equilibrio y está a un suspiro de caer a un precipicio sin fin. Sienten esa sensación de vértigo, de angustia vital, esa especie de mareo que causa sentir que puedes caer al vacío.

La sensación de inseguridad es tal que cuando intentas ayudarles a aguantar el equilibrio, cuando los sujetas para que no caigan, ellos tienen la sensación de que pretendes darles un empujón hacia el abismo.

A lo largo de la Historia, todas las revoluciones tecnológicas han causado vértigo a las personas que las han vivido y siempre se han superado los miedos.

De todos modos, no debemos cegarnos y cometer con las TIC los mismos errores que se han cometido con otras tecnologías que se han ido incorporando al mundo de la educación. No se trata de borrar de un plumazo todo aquello que se ha hecho tradicionalmente en la escuela y sustituirlo por lo digital, se trata de saber combinar adecuadamente las posibilidades que nos dan todos los recursos a nuestro alcance.

1 comentario: